jueves, 5 de marzo de 2015

¿Estamos empezando a cambiar algo? Chicos y chicas colaborando y "respirando" programación y robótica

Desde hace algún tiempo venimos escuchando noticias relacionadas con que no hay tantas chicas que se vinculen al mundo de las ingenierías como en el caso los chicos.

Pero... 

¿Es el planteamiento del STEM o STEAM actual el adecuado?

Desde mi experiencia en el aula, estoy viviendo grandes experiencias en las que tanto chicas como chicos muestran sus grandes capacidades y habilidades para adquirir cualquier tipo de conocimiento. Los factores determinantes son el interés, el esfuerzo, la motivación y otros muchos, pero no razones de género.

En general, a todos y todas les apasiona todo lo referente al mundo de las tecnologías más recientes. Tanto chicos como chicas son capaces de colaborar juntos y crear grandes productos digitales y tecnológicos.

Dar clases es complicado; muy complicado. Tenemos muchas limitaciones y el currículum tradicional prima, dejando poco espacio para otro tipo de experiencias más enriquecedoras en las que la creatividad y la colaboración sean las grandes protagonistas. Pero aún así, siempre hay caminos para, en más de un momento, hacerles sentir que otras experiencias educativas mucho más "EMOCIONANTES" son posibles.

Y es ahí, en la palabra EMOCIÓN, donde quizás esté la explicación. ¿Qué emociones despierta el STEM actual? ¿No habrá quizás en los programas educativos de muchas iniciativas una tendencia a primar unas emociones sobre otras, alejando a quienes no las comparten?

En el aula, las chicas hacen maravillosos proyectos con Scratch, WeDo, entrevistas, artículos en la web... Los chicos también, pero como está cerca el 8M, son estos los días en las que ellas son algo más protagonistas.

A nivel de Educación Primaria, no veo ningún motivo que pueda indicar que unos o unas sean más competentes tecnológicamente que las otras o los otros. ¿Qué ocurre entonces? ¿Está el STEM priorizando o dejando de lado algo? ¿En qué dirección y sentido? Viendo lo bien que colaboran, cooperan y comparten los chicos y chicas cuando se relacionan con la tecnología, algo debe hacerse para analizarlo con profundidad.

¿Nos estamos perdiendo grandes creaciones porque quizás hay "emociones olvidadas u obviadas"? Sólo es un interrogante, pero quizás no alejado de una posible explicación.

A lo largo de estos años, son ya varias las experiencias que hemos puesto en marcha en el aula. Pero este curso, la programación y la robótica son un poco los reyes. 

Fruto de ello es la web "Aprendemos con bots". Dando un pequeño paseo por todos sus apartados podemos disfrutar de grandes vivencias y emociones. Nuestro lugar de encuentro privado es el aula virtual, pero tan pronto como nos es posible, damos el salto a la web pública.

http://www.educa2.madrid.org/web/aprendemos-con-bots/inicio/-/visor/proyectos-scratch-sobre-cervanbot-semana-cultural-tecno-robotica-

Al principio, sólo mostrábamos trabajos creados por los alumnos (tanto individuales como colaborativos) y luego enlazados o subidos por el profesor. 

Esa colaboración fluye en los proyectos WeDo, Scratch, club de lectura, #cervanbot...
 
Pero ahora, hasta ya han aprendido a crear sus primeros artículos tipo test directamente en la web, viviendo así la publicación web en colaboración de forma aún más significativa: http://www.educa2.madrid.org/web/aprendemos-con-bots/matematicas1

¡Y los y las protagonistas son tod@s!

Dentro de esa web y otras experiencias enlazadas, hay muchas pruebas de que chicos y chicas son grandes STEMniamos y STEMniamas. O STEAMnianos y STEAMnianas.

¿Estamos empezando a cambiar algo?

¡Ojalá sea así! 

¡Ánimo a tod@s l@s STEAMnian@s!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada