domingo, 8 de marzo de 2015

Llega el #8Mrobótico y Lia, mujer, doctora en robótica, madre y mariposa que aletea las alas de la tecnologia...

Los proyectos que se hacen humanos, que emocionan a los que participan, siempre nos descubren historias, con minúscula, que engrandecen a la Historia, con mayúscula.
Lía es uno de esas historias que desde que decidió empezar a  agitar sus alas nos hace que todos las movamos para que no cese ese suave y armonioso efecto mariposa.

Hoy, el 8 de marzo de 2015 se escribe con hombres y mujeres que han tenido un tiempo en sus apretadas agendas y vidas para reflexionar en ese viaje que ha ido de Abuelas a nietas viajando con la tecnología.

Aquí tienes la propuesta para que empieces a agitar tus alas :-)

El 8 de Marzo te invitamos a que reflexiones sobre la mujer y la tecnología por un #8Mrobótico

8MRobótico

Cuando le pregunté a mi hija pequeña, Ada de 6 años, por qué pensaba ella que era importante que las niñas trabajasen con robots se lo pensó un buen rato. Y al final usó una frase de una de sus pelis favoritas, "Los Increíbles". Y me dijo "No dejéis que los hombres salven solos el mundo". Como siempre, porque los hijos son así, me dio mucho que pensar y desde entonces no he dejado de darle vueltas a su curiosa respuesta. Y todo el tiempo ha resonado en mi cabeza junto con una idea que digo siempre que hablo de este tema de mujeres y tecnología, no podemos permitirnos, como sociedad, prescindir del talento tecnológico de las mujeres. Puede que Ada estuviera diciéndome lo mismo que yo digo, usando las palabras de Elastic Girl, una superheroína.

                
Efectivamente, no podemos dejar el futuro, que pasa inevitablemente por la tecnología y la robótica, en manos solamente de la mitad de la población. Perdemos talento, ideas, energías, fuerza creadora... Para construir una sociedad mejor para todos es indispensable que todos participemos en el proceso, hombres y mujeres. Pero, hoy en día, aún nos pesan los estereotipos [1] , aún nos faltan figuras femeninas de referencia, aún hay padres y madres que preguntan si a las niñas les gustará la robótica, aún hay personas que creen que las cosas de las niñas son rosas [2], que las mujeres necesitamos la ayuda de Ken para resolver los problemas con los ordenadores [3]... Aún en España, donde las mujeres consiguen el 59% de todos los títulos universitarios, en ingeniería este porcentaje baja al 32% y en informática al 21% [4]. Aún hay mucho que hacer. Como sociedad tenemos la responsabilidad de que cada uno de nuestros niños y cada una de nuestras niñas sea aquello que quiera, sin que ningún estereotipo de género les diga qué cosas son "de chicas" y cuáles "de chicos" y les corte sus alas de mariposa. Somos responsables de darles las herramientas y el entorno para que libremente construyan su proyecto de vida, el que sea, siempre que sea el suyo. Pero además necesitamos de la colaboración de todos para mejorar, no podemos perder a nadie por el camino. Una vez me preguntaron si era consciente de que entre los chavales que estaban en uno de los talleres de robótica a lo mejor estaba uno que en un futuro construiría un robot clave para la humanidad. Soy consciente, plenamente consciente de ello y especialmente en el caso de las chicas. Tal vez, una de estas niñas, a las que estamos dando la posibilidad de conocer, y por lo tanto de amar (porque nadie ama lo que ignora) la tecnología y la robótica, tal vez sea ella la que aporte una de las piezas clave de un robot que ayude a la humanidad. ¿Por qué no?


[4] http://www.theguardian.com/society/2015/feb/20/princess-awesome-gender-neutral-clothing-kickstarter?CMP=fb_gu
[5] http://politikon.es/2015/02/17/genero-educacion-y-la-brecha-de-las-carreras-tecnicas/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada