lunes, 14 de septiembre de 2015

Y mi presencia en el MOOCBOT se debe a...

Como muchos ya sabrán, se inicia un MOOC que deambula (por poner un término acorde al proceso) por temas de candente actualidad en el area de la tecnología y que necesitan extenderse a otros campos educativos para quedarse:



No hablaré de su contenido, pues el que quiera descubrirlo lo tiene bastante fácil... ¡A apuntarse!
Mi compromiso con este trabajo se fraguó cuando aún mi dedicación docente era exclusiva, si bien al poco de dar el "sí, quiero" me encontré con un cambio laboral que me ha absorbido mucho más de lo que esperaba, dejándome una temporada fuera de un proceso más similar a una partida de pinball que una curación de contenidos académicos. Os aseguro que Juego de Tronos tiene menos giros de guión... :) Espero ponerme las pilas con la dinamización y asistencia a los que lo requieran ya sumidos en MOOCTIME.
Y, respondiendo al título de la entrada, mi presencia se debe a... TACHÁAAAN... ¡Mercedes!
Sí, porque a Mercedes no le puedes decir que no (muchas veces porque te ha dicho tantas cosas de forma tan locuazmente hiladas que no sabes ni cómo asimilarlas). Su entusiasmo y sus ganas de que los demás se contagien merecen una seria apuesta por ella...
En fin... quería escribir este pequeño guiño a la abuelita con un espíritu veinteañero que nos trae de cabeza a todos con sus disparatadas propuestas que hay que bajar a la tierra (con fantásticos resultados).
Un abrazo a todos y... ¡a por el curso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada